NUTRIMENTO

Un grano exprimido ha perdido su corazón líquido pero no su fuerza.
Todavía es una fuente de nutrimento para el hombre y para el medio ambiente.
¿Quién se lo podía imaginar?

GRANILLA DE UVA

Pequeño concentrado de salud

La granilla de uva son las semillas contenidas en el interior de cada grano.

Los de Di Lorenzo sabemos secarlas, a través de un proceso articulado natural de elaboración, manteniendo un grado de pureza elevado.

Lo que logramos obtener en grandes cantidades (nuestra producción potencial puede superar las diez mil toneladas al año), es una semilla con propiedades nutritivas elevadas.

En el mercado existen dos modos de uso.

El primero es como antioxidante.

La granilla de uva contiene un porcentaje muy alto de polifenoles, grupo heterogéneo de sustancias naturales conocidas por su acción positiva para la salud humana. En el mercado se utilizan en el sector farmacéutico como suplementos y en el nutracéutico como alimento-medicamento (o sea, un alimento que asocia la alta digestibilidad y la baja capacidad alérgica a las propiedades curativas de principios activos naturales).

El segundo es como aceite.

Está recomendado por la cultura moderna alimentaria por su elevado contenido en componentes poliinsaturados, mucho mayor que todos los otros aceites vegetales.
Se utiliza también en cosmética por su alto contenido en grasas poliinsaturadas, como el ácido linoleico, que protege las células de la piel, por ejemplo, contra el envejecimiento.

Un pequeño pero, al mismo tiempo, gran concentrado de salud.

CONTACTO PARA LOS PEDIDOS

TARTRATO CÁLCICO

La sal de los golosos

El tartrato cálcico es una sal, poco soluble, contenida de forma natural en la uva.

Es un derivado de los subproductos de la transformación en vino. En Di Lorenzo lo conseguimos procesando el hollejo, previamente desalcoholado y lavado con vinaza de vino y agua caliente, o tratando la vinaza de lías.

Cuando sale de nuestra producción, el tartrato es un semielaborado y tiene el aspecto de polvo gris. Pero en la vida cotidiana, como ácido tartárico, puede transformarse y presentarse de manera diferente.

Una primera función está en el campo enológico, como corrector de acidez contenido naturalmente en el vino.

Pero se usa frecuentemente en el ámbito de la alimentación.

Es un conservante natural, emulsionante y acidificante para la panificación industrial. También es un ingrediente para caramelos, gelatinas, mermeladas, bebidas con gas, galletas y también levaduras

Se utiliza mucho también en el campo farmacéutico.

Se encuentra en los medicamentos para enfermedades del corazón, pero también en los simples jarabes, en los polvos efervescentes o también como revestimiento de las cápsulas. En los últimos tiempos ha entrado también en los productos de nueva especialización, médica como los parches transdérmicos.

Para acabar, su baja solubilidad, hace que sea un componente excelente para la fabricación de cremas y polvos para uso cosmético y, la combinación es completamente casual e involuntaria, en la fabricación de yesos y cementos para enlucidos.

CONTACTO PARA LOS PEDIDOS

ENMIENDAS PARA EL TERRENO

Vuelta a los orígenes

A menudo, muchos suelos, especialmente los que se explotan para la agricultura intensiva o aquellos fertilizados sólo por los fertilizantes minerales, después de algunos años se empobrecen, provocando fenómenos de deterioro de la fertilidad orgánica.

Los residuos de los procesos de las Destilerías Di Lorenzo son ricos en nitrógeno y fósforo y todavía conservan un elevado poder nutritivo.

Se recomiendan para dar nueva vida y enriquecer las sustancias naturales en la agricultura y son un fertilizante natural con un alto contenido en sustancias orgánicas.

Nuestros residuos utilizados en la agricultura pueden dividirse en tres clases:

Vinaza centrifugada

Es la fracción sólida constituida por residuos vegetales después de la separación mecánica (centrifugado) de la líquida. El Decreto Legislativo número 75 de abril del 2010 la clasifica como fertilizante.

Vinaza estabilizada o digestato

Es la vinaza sólida que se obtiene de la instalación de digestión anaerobia (link). Es muy parecida a la centrifugada y es un tipo muy solicitado y útil de compostaje y fertilizante natural.

Lodos biológicos

Son los lodos en exceso extraídos de la sección de desnitrificación, oxidación y nitrificación biológica de la instalación de depuración. La ley (Decreto Legislativo 99/92) establece su validez en agricultura mientras que los numerosos estudios y ensayos universitarios aseguran su eficacia y su beneficio para el medio ambiente.

Entre otros cito uno publicado en el “Informatore Agrario 19/2000″: “Uso de los lodos de depuración en agricultura, resultados tras nueve años de pruebas” escrito por investigadores de la Universidad de Boloña (G. Baldoni, G. Toderi) – en colaboración con investigadores del Crpa de Reggio Emilia (L. Cortellini y P. Mantovani).

Todo lo que recibimos de la tierra, lo devolvemos. Proporcionando un nuevo sustento para el ciclo vegetal.

CONTACTO PARA LOS PEDIDOS